fbpx

                                                    DESCIFRANDO QUÉ HAY DETRÁS DEL ENFADO

 En el mundo agitado en el que vivimos, es difícil pasar desapercibida la creciente ola de agresividad que parece ser “normal” en nuestras interacciones diarias.

No sé si a ustedes les pasa, pero puedo percibir hasta en el supermercado que literalmente “atropellan” con el carrito de compra sin ningún desenfado, dando la sensación de que están muy preocupados o nerviosos.

Encuentras a personas amargadas, tristes y hostiles, pareciendo que la agresividad se ha convertido en un ropaje común que viste a la sociedad moderna. Sin embargo, ¿Qué se esconde detrás de esa fachada de rudeza?

Imagina por un momento que esta agresividad es solo una máscara, una coraza que oculta una profunda herida.

En el corazón de esa agresividad, a menudo reside un niño herido, cuya inocencia y vulnerabilidad fueron lastimadas en el pasado.

Esta herida, que puede haberse originado en la infancia, se convierte en la base de un comportamiento defensivo y agresivo en la vida adulta.

Cuando éramos niños, absorbíamos como esponjas las experiencias que nos rodeaban. Las palabras hirientes, la falta de amor o la ausencia de apoyo pueden dejar cicatrices invisibles pero profundas.

Un niño cuyas necesidades emocionales básicas no fueron atendidas, que fue expuesto a la violencia o el abandono, a menudo desarrolla mecanismos de defensa que pueden traducirse en agresividad en la edad adulta.

La agresividad, entonces, se convierte en un escudo para protegerse de futuros dolores, un intento desesperado por no volver a sentir el mismo sufrimiento que experimentaron en su niñez. Este niño herido busca protegerse, pero a menudo lo hace proyectando esa herida hacia afuera, impactando en las interacciones con los demás.

Identificar a este niño herido detrás de la máscara de agresividad es fundamental para sanar. La empatía y la comprensión son herramientas poderosas para abordar esta situación.

Detrás de cada acto agresivo hay una historia, un dolor que clama por ser sanado. En lugar de responder con más agresión, ofrecer comprensión y apoyo puede ser la clave para desarmar esa coraza.

La sanación comienza al reconocer esas heridas y permitir que la persona se sienta segura para confrontar su pasado. Terapias, tanto individuales como grupales, pueden ser un camino para explorar estas heridas emocionales y aprender a manejarlas de manera más constructiva.

 La conexión humana, la aceptación y el amor incondicional pueden ser bálsamos poderosos para curar estas heridas.

¿Cómo reconocer a este niño o niña herido/a detrás de la agresividad? La clave está en observar más allá de las palabras y acciones, buscando los signos de dolor en el lenguaje corporal, en las emociones reprimidas o en la necesidad desesperada de atención.

La empatía nos permite ver a través de la máscara y conectarnos con la verdadera fuente del sufrimiento.

En última instancia, cambiar la dinámica de la agresividad en la sociedad implica abordar las heridas subyacentes, nutriendo la compasión y el entendimiento.

Al reconocer al niño herido detrás de la fachada de agresividad, podemos comenzar a convertirnos en seres más compasivos y amorosos.

Todos, en algún momento, necesitamos esa mano compasiva que nos ayude a sanar nuestras heridas y a redescubrir la armonía en nuestras vidas para darnos cuenta de que si es posible vivir de forma diferente. Siempre hay más

Espero que esta información te haya parecido interesante y te invito a observar para ser compasivos y no caer en el juego de tambien enfadarnos y estropearnos el día con conocidos o completos desconocidos que podamos encontar.

El estar conscientes que “algo” le ocurre a una persona que se comporta en forma hostil, que no es personal en contra de ti, evita “engancharnos” en situaciones negativas que nos desequilibran nuestro entorno.

Nos vemos en la próxima entrega

 

      Xiomara Albertos

 

 

DIME A DÓNDE TE ENVÍO

EL REGALO

Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar mis condiciones legales.

 

Responsable: Ma. Xiomara Albertos
Finalidad de los datos: Enviarte mis contenidos e información sobre mis servicios y cursos.
Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo.
Almacenamiento de los datos: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailerLite (mi proveedor de email marketing) de la UE, acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información. 

Ver politica de privacidad>>